Dra. Valeria Sumonte asumirá la tarea de investigar acerca del diálogo entre cultura y lengua como elemento facilitador de la inclusión de migrantes.

Primera graduada del programa de Doctorado en Educación ha adjudicado iniciativa en la convocatoria del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Fondecyt de Iniciación 2019: “Diálogo entre cultura y lengua como elemento facilitador de la inclusión de migrantes adultos no hispanoparlantes que residen en las regiones del Maule y Metropolitana” (Nº 11190448).

La Dra. Valeria Sumonte Rojas, egresada de la sede UCM y recién graduada en Marzo de 2019, explica que Chile siempre ha sido un país receptor de migración, sin embargo, en los últimos años estos desplazamientos se han hecho más evidentes, principalmente por la llegada de personas provenientes de Haití, quienes en su mayoría no hablan español. El colectivo haitiano plantea una doble problemática, el de insertarse en la cultura chilena y dominar su idioma (Toledo, 2016). El desconocimiento de la lengua les genera dificultades al solicitar trámites legales, insertarse en contextos educacionales y en ocasiones, su inserción en contextos laborales se produce bajo la violación de los derechos humanos y de los trabajadores. Lo anterior es un ejemplo de cómo las barreras idiomáticas limitan la plena inclusión a la sociedad chilena. La propuesta de investigación adjudicada parte del supuesto de que la enseñanza y aprendizaje de segundas lenguas no puede ir desconectada de la cultura que transmite la lengua. El hablar de cultura en programas de enseñanza de segundas lenguas implica el reconocimiento de valores, estilos de vida, representaciones simbólicas (cosmovisiones), que las personas utilizan al relacionarse con otras y en su entendimiento acerca del mundo que hoy se encuentran invisibilizados en la sociedad receptora. En este sentido, la investigadora señala que el proyecto se adscribe a un enfoque de desarrollo de competencias comunicativas interculturales, estableciendo como objetivo general analizar los componentes pedagógicos que están a la base de un programa de intervención de enseñanza-aprendizaje del español como segunda lengua para adultos provenientes de Haití. El programa de intervención estará orientado a migrantes adultos no hispanoparlantes que residen en las regiones del Maule y Metropolitana, y se implementará a través de principios previamente validados, esto es, a través de la interacción en un plano de igualdad de los participantes que de forma colaborativa construyen conocimiento intercultural; y la participación de mediadores lingüísticos que facilitan la transferencia de los saberes en un espacio en constante movimiento.