Un logro que consolida el trabajo desarrollado desde 2014 es lo que representa la acreditación por cuatro años que otorgó la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) al Doctorado en Educación en Consorcio, entre las Católica de la Santísima Concepción (UCSC), Universidades Católica del Maule (UCM), Bío-Bío (UBB) y Católica de Temuco (UCT), pertenecientes al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch).

Para el Rector de la UCSC, Christian Schmitz, “esta es una muy buena noticia para nuestras instituciones en consorcio. Somos universidades regionales con una visión y un perfil muy parecido, y sobre todo con una orientación en temas de alto perfeccionamiento y dedicación a postgrados en materia de educación. Esto viene a afianzar el trabajo en equipo que tenemos entre estas universidades y que explica el muy buen resultado de cuatro años. Estamos liderando en esta materia a nivel nacional y eso es una tremenda señal positiva para atraer estudiantes de regiones y que no todo el capital humano se concentre en Santiago”.

La Directora del Doctorado en Educación en la UCSC, María Graciela Badilla, explicó que “la oficina de Calidad nos indicó que el estándar en años de acreditación en programas de doctorados en Educación es de cuatro años, por lo tanto, nos sentimos satisfechos. Este es un logro en términos de continuidad porque la primera acreditación la obtuvimos en 2016, cuando, sin tener a esa fecha una cohorte de egreso, nos acreditamos por la máxima cantidad de años posibles para un programa sin egresados (tres años). Por lo tanto, este proceso nos muestra un programa que se ha ido consolidando, madurando y adquiriendo renombre no sólo a nivel nacional, sino que también internacional”.

Asimismo, la Directora del programa en la UCSC, Institución que lleva la dirección interina hasta fines de este año, pasando a manos de Universidad Católica de Temuco en 2020, destacó la “excelente calidad del cuerpo académico. Todos tienen alta productividad en investigación, con experiencia en dirección de proyectos, siendo investigadores principales o co-investigadores en proyectos nacionales o internacionales. Además, los estudiantes que postularon fueron parte de una rigurosa selección: el año pasado tuvimos 25 postulantes para cuatro cupos, y más del 50% de los estudiantes de este programa cuentan con Beca Chile. Son varios elementos que convergen para que sea un programa exitoso. Esta acreditación nos permite consolidar el programa, ser reconocidos a nivel local, ser conocidos por ser del sur de Chile y por su alta calidad”.